Educación y SocialMedia con: GorBrit – SocialMediaAgency
marzo 21, 2017
¿Hacia dónde va un líder? Desmontando un paradigma.
marzo 21, 2017
Show all

Life up! Didáctica para la vida. – Gamificación en el aprendizaje.

“Como estamos en el juego, se puede tratar de mejorar el curso de las cosas. Pero si se deja el juego, lo perdimos todo.”

Bernard Weber.

He decidido comenzar este post con esa frase que enuncia un mensaje clave para el entendimiento del mismo, mucho se habla de la gamificación, la innovación mediante de herramientas lúdicas, mecanismos y dinámicas que expongan elementos de “juego” en las actividades cotidianas. Sin embargo, ¿Cuántas veces nos hemos detenido a pensar la vida como un tablero gigante?

Existen distintos tipos de pensamiento, estos definen y diseñan el paradigma con el cual entendemos el mundo, paradigma que además agrega elementos a la cultura. Hoy hablaremos de lo que desde ÍNDIGO, hemos denominado “Life Up” como tipo o modelo de pensamiento para entender el mundo, en nuestro caso particular, el mundo educativo.

En primer lugar, definamos:

DIDÁCTICA: Ciencia pedagógica que permite el estudio de los estrategias, procesos, métodos y técnicas para la enseñanza y el aprendizaje.

LIFE UP: Es un concepto extraído del vídeo juego “Mario Bros” que representa una vida más en el mundo del juego.

Con estos conceptos definidos, nos permitiremos entonces llevar a cabo la explicación de cómo podemos ver la vida y la educación como el “stage/escenario” perfecto para alcanzar la trascendencia “Una vida más”.

Día a día estamos en el camino para la consecución de un propósito de vida que nos permita trascender, sin embargo, cuando algo se sale de control o nos vemos inmersos en escenarios de incertidumbre que desdibujan ese camino hacia el propósito, nos vemos presionados por la desorientación y la desesperanza, la sensación de no lograr lo que hemos planteado nos asusta y no nos permite tomar acciones coherentes. Sin embargo si entendemos el concepto de juego en la dinámica cotidiana entenderemos que cada experiencia, vicisitud o “BigBoss” en la cotidianidad representa la oportunidad de desarrollar “Skills/Habilidades” que nos permitirán enfrentar un reto más grande.

El concepto de éxito y fracaso es muy subjetivo, sin embargo, en el mundo del juego se ve bastante claro: cuando estamos en búsqueda de la gema dorada, de las estrellas, de la princesa o en líneas generales de nuestro propósito, tenemos el fin último de conseguirlo, el éxito no será conseguir el objetivo, eso será ganar, el éxito será, aprender de cada reto, cuando encontramos nuevos retos en el camino y perdemos ante el reto, no será fracaso, a menos que abandonemos la causa y miremos hacia dentro, el error y el fracaso son mecanismos para alcanzar el éxito, cuanto nos encontramos con retos muy fuertes siempre tendremos tres opciones en el juego:

1) Dejar de jugar | 2) Volver a intentarlo | 3) Buscar información para superar el nivel.

Las tres opciones son igual de válidas, sin embargo, la opción número 1: “Dejar de jugar”, te saca del juego, y no te permite generar cambios, superar el obstáculo ni aprender, esta opción te invita a asumir el fracaso ante el reto, preguntarte si tu propósito está en ese juego o stage y tomar decisiones.

La opción número 2: “Volver a intentarlo”, te permite permanecer en el juego y además probar distintas técnicas, estrategias y métodos para superar el reto y establecer mecanismos cerebrales para la resolución de conflictos futuros, es un poco más producto persistir hasta triunfar.

La opción número 3 no sólo te permite disfrutar los beneficios de la opción 2, sino que además te permite educarte según la experiencia de otros “Players/jugadores” que han pasado por la misma circunstancia y al resolverlo pudieron capitalizar su experiencia en conocimientos.

Podemos hacer un ejercicio de transferencia y llevar estas opciones de juego a la cotidianidad, frente a retos académicos, laborales, profesionales y personales tendremos la oportunidad de tomar alguna de estas decisiones.

  1. Abandonamos el juego y evaluamos qué nos llevó a la situación de fracaso.
  2. No aceptamos el error como un fracaso, sino como una oportunidad para probar distintas estrategias con el fin de conseguir nuestro propósito.
  3. Buscamos ayuda de personas más experimentadas que nos permitan diseñar una solución basada en experiencias.

Entonces, el éxito será aprender y capitalizar los conocimientos, ganar será conseguir el objetivo. El error será una oportunidad de aprendizaje para avanzar y el fracaso será una oportunidad para mirar hacia dentro y verificar si estamos en el juego correcto.

El modelo de pensamiento “LIFE UP” es lo que nos permitirá diseñar soluciones y propuestas basadas en las tres opciones de juego para alcanzar el éxito, aprender del error y disfrutar la reconstrucción que nos permite el fracaso.

En la vida y en la educación debemos generar mecanismos que nos permitan aprender desde la toma de decisiones que nos lleven a preguntarnos y a que otros se pregunten: “¿Qué opción tomaremos?”, promoviendo la identidad, el pensamiento crítico, complejo y la coherencia entre el propósito identificado y los hábitos o disciplinas que nos acompañan para la consecución de las metas.

Generar propuestas y mecanismos que nos permitan desarrollar nuevos skills, disfrutar de todos los elementos de nuestros stages y encontrar al final del camino a nuestra princesa dorada, sólo así podremos trascender a una vida más cuando el juego haya acabado.

Comments are closed.