¿Cómo conectar tu mensaje con tu audiencia?

¿Cómo conectar tu mensaje con la audiencia?

Todos queremos exponer lo que queremos decir a nuestro público meta, pero ¿cuántos de nosotros logramos realmente conectar con él? ¿Somos capaces de despertar interés en él?

La verdad es que no, no todos los mensajes que vemos en nuestro entorno son captados por sus receptores ideales.

Esto se debe a que actualmente nos desarrollamos en un entorno que nos expone a muchos estímulos y mensajes a la vez.

Desde que nos despertamos revisamos el celular, encendemos la radio de camino al trabajo, vemos mil vallas publicitarias mientras manejamos, los emails en la computadora, y pare usted de contar.

¿Qué ha ocasionado esto?

Que los estudios en el mundo del mercadeo tengan que agudizarse y perfilarse mucho más para no perderse en ese cúmulo informativo.

Bien, vayamos paso a paso para no perdernos, pareciera obvio, pero todo empieza por definir quién es tu audiencia.

Si queremos llegar a ella, tenemos que ser capaces de obtener la mayor cantidad de información posible de nuestra audiencia, incluyendo tanto aspectos demográficos como psicográficos.

  • ¿Qué le gusta?
  • ¿Cómo es físicamente?
  • ¿Dónde vive
  • ¿Cuántos años tiene?
  • ¿Es una persona familiar?
  • ¿Qué valores predominan en su vida?
  • ¿Qué redes sociales o medios de comunicación utiliza?

VAMOS A EMPATIZAR:

Para este paso de conocer a tu audiencia hay muchas técnicas que podrías implementar. Algunas de ellas son el Empathy Map o Mapa de la empatía y el desarrollo de buyer personas o de esos compradores ideales. Si, aunque tu no vayas a venderles un producto como tal, estas herramientas te funcionan para acercarte a tu audiencia y conocerla a cabalidad.

Tú puedes utilizar la técnica que más te guste o con la que te sientas más identificado (eso sí, asegurarte de desarrollarla bien).

 

 

En segundo lugar, vamos a construir nuestro mensaje, teniendo en cuenta que el mismo debe ser concreto, claro y lo suficientemente llamativo para nuestra audiencia. Una vez que la expones a tu contenido, tienes cinco segundos para captar su atención. Sí, tan solo cinco segundos, eso es lo que dura la atención media que un ciudadano común dedica a un mensaje, una fotografía, un artículo de prensa o un vídeo. #SOS

Ajá, entonces ¿cómo hacemos para lograr esa conexión? Por aquí te dejo tres ideas que pueden ayudarte a hacer brillar ese mensaje:

-Busca humanizar con tu audiencia: Sí, hoy en día la audiencia quiere sentir que está hablando con una persona de carne y hueso, igual a ella. Ya eso de las respuestas automatizadas como robots dadas como respuesta a los consumidores no funciona. Muestra una cara humana, haz un video, transmite pensamientos y sentimientos que hagan al otro empatizar con tu mensaje, que lo hagan sentir que está hablando con alguien más.

-Métele emoción y storytelling: ¿A quién no le gusta un buen cuento? Esta se ha convertido en una de las maneras predilectas por las marcas para enganchar con sus públicos meta. De esta manera, en vez de ir directo al llamado a la acción, vas envolviendo a la audiencia en un cuento del que no se querrá despegar hasta el final. Es importante que definas el objetivo de tu historia y que respetes las tres fases que esta debe tener: introducción, nudo y desenlace.

-Busca la tendencia y móntate en la ola: Hoy en día las tendencias surgen como palomitas. ¿Qué es una tendencia? pues puede ser desde un video, hasta una canción o un meme; algo que se haga viral, y que millones de usuarios comparten al mismo tiempo. Esto funciona mucho cuando hablamos de, por ejemplo, reels en Instagram (se sabe que el algoritmo posiciona mejor un reel si usa una canción que se encuentre en tendencia). Entonces, ¿por qué no aprovechar esto y montarnos nosotros también en esa ola? Para ello tienes que estar muy atento a lo que ocurre en tu entorno y a lo que publican las otras marcas.

Como estas, hay miles de ideas más que podrías aplicar a tus mensajes para enganchar a tu audiencia. Recuerda también hacer uso de la teoría, a la que hoy en día todos tenemos acceso. Por ejemplo, está comprobado que los hombres captan de una mejor manera los mensajes visuales, en cambio, las mujeres prestan mayor atención a mensajes que se les presentan mediante su canal auditivo. ¿Sabías ya  esto? es información comprobada que podemos utilizar a nuestro favor para captar la atención de nuestra audiencia desde el primer momento.

 

Como ves, la construcción de mensajes es todo un proceso que debe hacerse de manera premeditada y muy organizada, de manera #SMART.

 

Lo primero es conocer muy bien a esa persona a la que deseas llegar; luego viene la parte creativa, escoger una manera efectiva para transmitir tu mensaje; una vez que estructuras el mensaje, seleccionas el medio o canal por el cual lo vas a difundir, ¡y listo! Te aseguro que teniendo estos conocimientos presentes, será más sencillo alcanzar esa conexión tan deseada con tu audiencia.

Ir arriba