cultura de servicio área índigo 2021

03 elementos claves para instaurar en tu empresa una excelente cultura de servicio

¿Sabes por cuántos clientes debe preocuparse una empresa para que el negocio funcione perfectamente?

Si eres del área de retail, gastronomía, servicios corporativos, o agencia creativa, es probable que pienses que TODOS los clientes son importantes, pero, esa no es la pregunta, la pregunta es…

¿Por cuántos debes preocuparte?

Aunque no lo creas, es una respuesta sumamente sencilla, sin embargo, es también una de las respuestas que menos está presente en las empresas cuando se trata de conversar sobre la experiencia de compra del cliente.

Una empresa, debe preocuparse solo por dos clientes para que el negocio funcione:

  • Cliente interno: Aquel talento que forma parte de tu organización, quienes son clientes entre sí y se brindan servicios profesionales internamente en la empresa, para que la misma funcione a cambio de una retribución económica, emocional y “trascendente”. 
  • Cliente externo: Aquel que provee de recursos económicos, intelectuales y/o relacionales al negocio a cambio de un servicio de calidad.
    1.  
  1.  
Frente a esta categorización de los clientes, sí, son todos, pero bien identificados nos permiten ver que nuestro servicio no se trata solamente de un guión de atención al público externo, se trata de brindar experiencias, a todos nuestros stakeholders con la intención de generar una cultura de servicio que trascienda, simplemente la atención al público. 

¿Cómo trabajar en esta cultura de servicio?

Al entender que nuestros dos clientes conviven en el mismo espacio, es importante entonces definir: ¿Qué debemos cuidar para cada uno? 
Por ello en este artículo queremos regalarte 03 elementos claves para instaurar una cultura de servicio de excelencia en tu empresa.
  1. Servir como quieres que sirvan: Al momento de dar la bienvenida al cliente interno en la empresa, es fundamental que mediante un sistema de inducción se refuerce el entendimiento del modelo de negocios, la cultura organizacional, el rol del servidor en la empresa, pero, sobre todo, que le brindes la experiencia que deseas que él le brinde al cliente externo, para que pueda apropiarse de la buena atención con empatía y disposición.
  2. Estar atento al detalle: Con un cliente interno comprometido, será más sencillo entonces cuidar la experiencia de compra, ya que, podrá atender detalles del ambiente, la imagen y el producto que permitan al cliente externo sentirse en un espacio confortable. 
  3. Conocimiento, habilidad y servicio: Este es uno de los elementos más importantes para brindar un excelente servicio. 
El conocimiento del área, del producto y del negocio, permite al colaborador desarrollar tres R’s claves: 
Responsividad.
Capacidad de dar respuesta ágil a las demandas y requerimientos del cliente interno, externo o de la circunstancia. 
Recursividad.
Contar con información, alternativas y recursos personales e interpersonales claves, para tomar decisiones efectivas al momento de resolver un requerimiento, 
Relación.
Capacidad que tenemos, como profesionales, de brindar y pedir ayuda de manera natural, haciendo del compañero un talento útil y perfectamente funcional al momento de reconocer y aceptar que no podemos solos.
Servir entonces, es un arte, en el cual, desde la escucha, la empatía y las ganas de satisfacer las necesidades e intereses del cliente, hacemos un esfuerzo adicional por acompañarle, orientarle y garantizar su buena experiencia al involucrarse con la marca.
Al trabajar en tu cultura de servicio, no solo mejoras la experiencia de compra, también contribuyes al clima organizacional y al sentido de pertenencia por la empresa.

¿Quieres trabajar la cultura de servicio junto a tus colaboradores?

Lleva la experiencia Blue Season a tu organización.

¿Cómo?

Ir arriba