Empresas que aprenden – Richard Tovar

EMPRESAS QUE APRENDEN
La caducidad del conocimiento.
Richard Tovar.

Peter Drucker, el gran conocido “Filósofo” de la administración, plantea en sus cuadernos, exposiciones y conferencias sobre la empresa y la sociedad, que el aprendizaje, tiene un promedio de “caducidad” de 03 a 04 meses. En una aproximación basada en la teoría de la sociedad del conocimiento, vinculada a la velocidad del mundo digital, se plantea que una semana es suficiente para que una empresa, no tenga ni idea de lo que está pasando en su mercado, en su nicho de negocio ni en su línea de producción.

Peter Drucker

Hagamos una analogía, según Kinsgta blog,  en la red social twitter hay un aproximado de trescientos treinta y cinco millones de usuarios activos al mes (335.000.000) de los cuales el 42% realiza un tweet al día, esto indica que, diariamente, estando activos en twitter podemos leer un aproximado de: 140.700.000 tweets, suficientes opiniones como para virar una tendencia, un gusto e incluso un nuevo hábito de consumo de productos y o servicios. Según estos números y aprovechando la analogía, estamos a 24 horas de distancia de un nuevo conocimiento colectivo día a día, hoy Drucker podría decir entonces que el conocimiento caduca cada 24 horas tweets.

A pesar de que a menudo las bases conceptuales sean las mismas para la interpretación del mundo, estas se transforman según la percepción, la generación y la demanda del día ¿Qué pasa si como empresas nos quedamos única y exclusivamente con las líneas gruesas que nos ha dado la academia? O más grave aún ¿Qué pasaría si nuestros esfuerzos, como empresa, por aprender se ven mermadas a un número de horas anuales distribuidas en los meses para controlar el presupuesto? Oh esperen, ya eso está pasando.

Bajo la visión estratégica, y pareciese que profética, de Peter Drucker, las empresas deben migrar hacia un modelo de aprendizaje constante, en la cual, la información sea el pan de cada día de los colaboradores, la información sea el insumo para la toma de decisiones de los gerentes, el conocimiento sea la búsqueda de los directivos y el aprendizaje la norma para la innovación de procesos, productos y servicios.

¿Cómo puede la empresa migrar hacia ese concepto?

Son muchas las alternativas. Las Start Ups por ejemplo se casan con el modelo Lean para el desarrollo de aprendizajes que comprueben su modelo de negocio, las empresas un poco más consolidadas aplican modelos estratégicos como el Balanced Scorecard para la medición de KPIs y la toma de decisiones acertadas, las franquicias estiman la estandarización de procesos para la transmisión del know how, y para cada nivel de negocio, las estrategias son válidas, sin embargo, sin importar cómo le llamen o que metodología usen, todo se reduce hacia la exploración del conocimiento de la empresa, es decir, a la ingeniería de su conocimiento.

          Es una disciplina que a través del registro, gestión y capitalización de conocimientos pretende diseñar, desarrollar e implementar “Sistemas expertos” que predigan el desarrollo de un aspecto externo y puedan desarrollar respuestas acertadas frente al mismo, la premisa fundamental de esta práctica es: la actualización constante y deliberada. Para ello se apoya en el desarrollo de metodologías instruccionales con la intención de representar el conocimiento y razonamiento humano en un determinado dominio.

  • Sistemas de gestión del conocimiento (Instrucción, manualización y transmisión de know how).
  • Inteligencia artificial.
  • Machine Learning.
  • Blockchain.

El rol del ingeniero del conocimiento, es extraer la información, experiencias y conocimientos de los humanos expertos en un área determinada y codificar dicho conocimiento de manera que lo pueda procesar un sistema, informático o humano externo al experto.

Este conocimiento resultante de la cultura de la organización, conforma la visión, valores, formas de actuación, asunciones y prácticas de la misma y se permea en cada uno de los integrantes del equipo colaborador para construir “El gran cerebro” que estará acompañado por el curriculum empresarial.

Curriculum empresarial:

Richard Tovar

De esta manera, podremos abordar la velocidad del conocimiento de forma efectiva.

¿Quieres ser una empresa que aprende?

Nosotros te acompañamos y evolucionamos contigo.

Richard Tovar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba