Hazlo diferente, hazlo digital, hazlo ahora.

Hemos estado tan acostumbrados a hacer las cosas de una forma, que cuando aparece algo nuevo, nos da terror…

En un salón de clases son muchos los materiales didácticos que usan los docentes para impartir sus lecciones.

Los usan para facilitar la comunicación, hacer más atractivas las explicaciones, ayudar en la comprensión de los contenidos, hacer más sencilla la adquisición del conocimiento y reforzar el aprendizaje con ejemplos más prácticos.

Estos materiales han estado presentes desde siempre, desde la pizarra, libros, documentos, entre otros, y en la actualidad, han ido evolucionando de lo analógico a lo digital a través de imágenes, audios, videos, libros digitales, videojuegos, realidad aumentada, pizarra digital y simulaciones.

Todos ellos, son los que ahora conocemos como recursos educativos digitales. Estos, consisten en una creación digital que aborda uno o más temas, a través de una estructura pedagógica y el uso de contenidos multimedia (actividades interactivas, vídeos, audios, gamificación, RPG y más.).

Para la creación de estos recursos digitales, es MUY IMPORTANTE la intencionalidad con la que se de desarrollan, es por ello que el formador y cualquier persona que desea ejecutar una incursión virtual, debe diseñar la planificación que tendrá la clase adaptada a los distintos niveles y a los diferentes estilos y ritmos de aprendizaje de los aprendices, con el objetivo de atender la diversidad de canales y personalizar los procesos de enseñanza – aprendizaje en función de hacerlo significativo, funcional y atractivo.

 Y es que esa es una de las funciones que tenemos como facilitadores y profesionales, dentro del proceso de planificación, seleccionar los recursos y materiales más adecuados para ajustar la respuesta a las características de cada grupo.

¿08 elementos que debo considerar si quiero planificar una experiencia e learning?

Muy bien, ya tenemos las bases sobre los elementos que debemos considerar al momento de diseñar nuestra sesión; ahora para que la creación de los contenidos multimedia sea efectiva, debemos aprender a diseñar materiales en diferentes formatos, aprendiendo también a editar y modificar los contenidos tanto de producción propia como ajena.

De esta manera, para crear contenidos digitales en diferentes formatos, y aprender a editar y modificar contenido podemos establecer tres niveles:

  1. En primer lugar, un nivel básico en que se busca, se crea, se guarda y se edita contenidos digitales sencillos.
  2. En el nivel intermedio se producen contenidos digitales en diferentes formatos utilizando aplicaciones en línea como por ejemplo documentos de texto, presentaciones multimedia, diseño de imágenes y grabaciones de video o audios.
  3. Finalmente, en el nivel avanzado se crean materiales didácticos digitales en línea en una amplia gama de formatos y se publican en espacios digitales variados (en formato blog, actividades o ejercicios interactivos, sitios webs, aulas virtuales.)

¿Esto nos traerá algún beneficio adicional?

Incorporar lo digital en nuestras sesiones, permite que se adapten a las necesidades de cada estudiante creando entornos personales de aprendizaje. Recordemos que no todos aprendemos de la misma manera, por lo que la incorporación de contenidos interactivos y multimedia aumentan el interés de los estudiantes, además que pueden controlar su tiempo y el ritmo en el que consumen los contenidos.

Esta es una de las claves para lograr que haya una participación más activa y se logren aprendizajes significativos donde los estudiantes se involucren más. Además, de disponer de temarios completamente actualizados prácticamente de inmediato.

¿Qué esperas para entrar en el mundo digital?

Deja a un lado el miedo y empieza a crear una experiencia de aprendizaje diferente en tus estudiantes incorporando la tecnología.

Ir arriba