HERRAMIENTAS PARA LA REINVENCIÓN – Ángel Nieves.

HERRAMIENTAS PARA LA REINVENCIÓN
Ángel Nieves.

El entorno es cada vez más dinámico, demandando a personas y organizaciones estar alertas para ajustar constantemente decisiones y acciones. Una muestra palpable  es la situación de resguardo que compartimos a nivel global, salvando los matices de cada región, país o entorno específico. Sin dejar por fuera las particularidades de cada realidad, es evidente que en el análisis de entorno para este año no se tenía prevista la pandemia que hasta hoy nos tiene lidiando y estudiando las implicaciones de una nueva normalidad. 

Frente a este contexto, desde ÁREA ÍNDIGO S.C, decidimos reinventarnos, de hecho es un ejercicio constante. Y queremos compartir con ustedes parte del proceso que desarrollamos, no solo para ajustar nuestra hoja de ruta. sino para los procesos de innovación y transformación educativa desde hace siete (7) años.

A continuación te presentamos seis (6) pasos que nos han funcionado, úsalos y te permitirán reinventar tus acciones frente a las demandas del entorno.

1) No empieces de la nada:

Para tomar decisiones y planificar una ruta de acciones, es necesario conocer muy bien el terreno. Y si estas decisiones implican a más personas, es indispensable no hacerlo a la ligera.  Debemos basarnos en el conocimiento que existe que podemos generar a partir de experiencias previas.  La herramienta que usas en primer lugar es identificada como “Pirámide del Conocimiento”

Los datos son mínimas unidades de información que de manera aislada y sin ninguna interpretación o intencionalidad, no contribuyen de manera sólida a la toma de decisiones. Estos datos pueden tomarse de indicadores internos o externos a las organizaciones, y se almacenan bajo ciertos parámetros, en su mayoría de forma digital.

Se puede definir como un grupo de datos analizados, contextualizados y las que se le asigna determinado propósito. Para convertir los datos en información y tengan cierta utilidad y funcionalidad para la toma de decisiones es vital valorarlos considerando los siguientes aspectos:

    • Añadir contexto, 
    • Categorizar los datos
    • Aplicar estadísticas 
    • Depurando los datos originales 
    • Sintetizar los datos obtenidos 

Estos elementos ayudarán a disminuir la ambigüedad e incertidumbre de los datos y orientaran a los tomadores de decisiones con una precisión distinta.

El conocimiento se deriva de la mezcla de experiencias previas, actitudes, valores y el saber hacer de las organizaciones, con la información. Este dialoga con otro conjunto de elementos similares, para transformarse en nuevo conocimiento.  Para que la información pueda derivar en conocimientos es indispensable aplicar los siguientes procesos:

    • Comparar con otros elementos.
    • Hacer hipótesis sobre consecuencias.
    • Buscar conexiones.
    • Dialogar con otros conocedores en temas vinculados.

Davenport y Prusak (1999)

2) Declara tu propósito y tu visión:

Al momento de iniciar una renovación es indispensable soñar, o proyectar en el tiempo los cambios que se quieren incorporar. Pero, antes se debe clarificar el propósito del proceso que queremos desarrollar, para esto te recomendamos implementar el “Círculo Dorado” propuesto por Simón Sinek.

Esta herramienta consiste en responder a estas tres preguntas, apuntando a un cambio de paradigma en la forma en que nos comunicamos:

  • Why? – ¿Por qué?: Las razones por las cuales la organización hace lo que hace, lo que quiere hacer. Por encima del dinero, esto es un resulta. El por qué atiende a la intencionalidad, al propósito, a la visión de trascendencia de la organización.
  • How? - ¿Cómo?: De maneras, o que caminos tomaran para llevar a cabo ese propósito.
  • What? - ¿Qué?: Qué productos o servicios se desarrollarán para cumplir con la promesa hecha a clientes, aliados y beneficiarios.

 Normalmente, nos comunicamos de afuera hacia dentro a las preguntas que Simon Sinek plantea. Y la invitación es hacerlo desde el centro, apelar a las emociones, al corazón de las personas para que se conecten con nuestro propósito.

3) Lean Thinking:

Durante todo el proceso debemos tener la capacidad de reducir desperdicios en tiempo y otros recursos, con el fin de agregar valor al proceso y a resultado final de la innovación o reinvención. 

Esto puede operacionalizar poniendo a funcionar las capacidades para idear, crear hipótesis, validarlas y ajustar en cortos períodos de tiempo, mejorando con los aprendizajes obtenidos en cada iteración. 

Una muestra de estas metodologías fue desarrollada en los 80 por el ingeniero Bill Smith en Motorola y se llama Six Sigma.

Eric Ries en el 2011 desarrolló la metodología Lean Startup, aplicada a emprendimientos de base tecnológica y que puede aplicarse a otras áreas. 

La invitación es a pensar lean para optimizar tiempos y resultados. 

4) Piensa en tu usuario:

Es transversal en todo el proceso, considerar al usuario final, sea este un servicio o un producto. Sin embargo, debemos detenernos a pensar detalladamente y en profundidad qué características tienen las personas que se van a conectar con el por qué de lo que estamos realizando. Por ejemplo, qué experiencias, necesidades, intereses, hábitos de consumo, gustos, problemas y expectativas identifican a nuestros usuarios y que opciones tenemos o podemos desarrollar para atender cada característica.  También se vale, decidir cuáles de ellas podemos atender según nuestra razón de ser y la naturaleza de las necesidades o problemas del usuario.

Para esta fase trabajamos con la “Pirámide de Maslow”, también usar el “Mapa del Viaje del Cliente”. 

La teoría de Maslow hace referencia a 5 niveles de necesidades del ser humano, a continuación les dejamos la clasificación con algunos ejemplos:

Alimentarse, respirar, dormir, protegerse y reproducirse.

Seguridad física, de empleo o ingresos, recursos y seguridad moral.

Afecto, asociación, intimidad sexual y aceptación.

Reconocimiento social, respeto, éxito y confianza. 

Moralidad, creatividad, espontaneidad y aceptación de hechos. 

5) Crea y diseña:

Dos herramientas bastante utilizadas en el mundo del emprendimiento y aunque se aplican en muchas otras áreas. 

La primera es el Design thinking, popularizada a partir del año 2008 luego de la publicación realizada por Tim Brown en el Harvard Bussiness Review, la metodología consta de cinco (5) etapas:

La segunda herramienta fue desarrollada por Alexander Osterwalder en 2009, y es conocida como Bussiness Model Canvas, esta permite hacer hipótesis sobre un modelo de negocios en 9 bloques, mencionado a continuación: 

6) Valida tu hipótesis

En este punto tenemos una hipótesis robusta, un mínimo producto viable listo para salir al mercado para validar la información y conocimientos generados hasta el momento. Este último paso, nos remite de nuevo a los anteriores para revisar ajustar y definir nuevas hipótesis a partir de los datos recolectados y el manejo adecuado de los mismos. 

Experimentos con un público real, a través de prelanzamientos o jornadas exclusivas para dar a conocer tu propuesta, producto o servicio. Generar espacios de discusión como focus group, con un grupo selecto de tus usuarios, otro con aliados estratégicos, y quizá uno con expertos en áreas relevantes para validar la hipótesis trabajada. 

Lo clave en esta fase es tener instrumentos de recolección de datos e información que se ajusten a tus necesidades, que te permitan medir y validar lo que deseas y no características ajenas a las de tu foco. 

De esta forma, y paso a paso hemos reinventado la educación en los últimos siete (7) años, la situación de resguardo que nos confronta en este momento nos ha invitado a evolucionar en nuestras formas y crear nuevas hipótesis, aplicando cada una de las herramientas que  compartimos en este post y otras, con el propósito de seguir generando espacios alternativos para la educación del presente y del futuro. 

¡Cuéntanos cómo te va!

Ángel Nieves

Ir arriba